Conserva su trono

LOS ÁNGELES, Cal.- Game of Thrones conservó su trono como la Mejor Serie de Drama en la 71ª edición de los Premios Emmy que se llevó a cabo en el Microsoft Theatre de Los Ángeles.
Además, la serie épica de HBO obtuvo el reconocimiento a Mejor Actor de Reparto de Serie de Drama para Peter Dinklage, a los que se sumaron 10 premios que fueron entregados el pasado fin de semana en las galas previas dedicadas a los apartados técnicos de la televisión.
Game of Thrones ya era la serie más premiada en la historia de los Emmy, acumula ya un total de 57 estatuillas a lo largo de sus 8 temporadas.
Siguiendo los pasos de los últimos Oscar, la ceremonia no contó con presentador, entre las personalidades que leyeron las categorías estuvieron Ben Stiller, Kim Kardashian, Viola Davis y hasta el elenco de Game Of Thrones, quienes fueron recibidos entre gritos.
«Es un honor para nosotros estar aquí esta noche», dijo Alfie Allen, mientras que Sophie Turner destacó que ninguno de ellos tenía idea de cómo terminaría esta aclamada producción televisiva inspirada en las novelas de George R.R. Martin.
El primero en recibir un galardón fue Tony Shalhoub, quien obtuvo la presea a Mejor Actor de Reparto por la serie The Marvelous Mrs. Maisel, película que también le dio la victoria a Alex Borstein, quien por segunda ocasión consecutiva tuvo el Emmy.
Phoebe Waller-Bridge puso en la mira a Fleabag al ganar como Mejor Serie de Comedia, Actriz Protagonista en Comedia, pero también por escribir el Mejor Guión de Comedia.
Mientras que Bill Hader obtuvo su segundo Emmy como Actor Principal por la serie de comedia Barry y Patricia Arquette ganó la categoría a Mejor Actriz de Reparto en una Miniserie o Telefilme por The Act.
Chernobyl fue reconocida como la Miniserie de la noche, además cosechó Mejor Director y Mejor Guión de Miniserie o Telefilme de Drama.
«Chernobyl ha enseñado a la gente el valor de la verdad y el peligro de la mentira», aseguró su creador Craig Mazin, tras recoger el premio.
El Actor y Actriz Principal en Miniserie fueron para dos debutantes en estas categorías: Jharrel Jerome por When They Us y Michelle Williams por Fosse/Verdon.
Julia Garner paró en seco a GoT al conseguir el Emmy a Mejor Actriz de Reparto en serie de Drama por Ozark.
Otro que arrebató a Kit Harington el premio a Mejor Actor Protagonista en Drama fue Billy Porter por su actuación en Pose, quien agradeció ataviado con un traje brillante y un gran y singular sombrero.
«Somos los actores y actrices quienes debemos cambiar la forma de pensar de la sociedad», dijo Porter en referencia a lo inclusiva y abierta que ha resultado su serie, que narra la vida y la subcultura LGTBIQ de los años 1980 y 1990 en Nueva York.
Las sorpresas siguieron con el nombramiento de Jodie Comer como la Mejor Actriz Protagonista en Drama por Killing Eve.
El momento nostálgico de la noche fue cuando se dedicó un número musical a los actores fallecidos en el último año como Luke Perry, Stan Lee, Tony Askin, Cameron Boyce, Nancy Wilson y una veintena más. (Clarisa Anell Soto/Agencia Reforma)