TORONTO.- Por más consagrado o reconocido que sea un actor, jamás deja de aprender, ya sea de su director, de sus colegas o incluso de sus alumnos… esa es la filosofía de Helen Mirren.
Por eso la famosa protagonista de «La Reina» siempre está en constante evolución y abierta a los cambios.
“Jamás dejo la oportunidad de aprender algo, siempre estoy al tanto de lo que sucede en mi ramo, no porque una tenga ya un nombre o una carrera definida no significa que no haya oportunidad de crecimiento.
“Continuamente tomo clases, asisto a conferencias, a talleres, y es en ellos donde mi curiosidad aflora y donde perfecciono mis métodos, mi estilo”, cuenta en entrevista la famosa estrella británica.
Una clave importantísima para conseguir esto, advierte la actriz que próximamente estará en las salas con dos cintas: «The Leisure Seeker» y «Berlín, Te Amo», es la humildad.
“Nada está dicho en esta vida, hay que ser humildes, porque siempre las personas alrededor te enseñan, de todos aprendes”.
Por esa razón, comparte, ofrece clases magistrales en la página MasterClass.com, al igual que celebridades como el cineasta Martin Scorsese, el dramaturgo David Mamet o el músico Hans Zimmer, entre muchas más.
“Pienso que tengo la misión de contagiar espíritu, pasión y gusto por la actuación o por la vocación que cualquier joven quiera tener al hacer proyectos que a mí me gustan.
“Hoy en día las nuevas generaciones están muy preocupadas por los ‘me gusta’, o por el número de seguidores que tienen en las redes, por la aprobación externa, pero… ¿y la aprobación interna? Creo que lo propio es lo que debe gustar, lo que tiene que apasionar, lo que debe motivar a alguien un futuro”, cuenta la ganadora del Oscar. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!