El Consejo Consultivo de la Construcción acordó ayer en asamblea de pleno, abocarse al diseño de un plan maestro en materia de infraestructura hidráulica que dé solución real a la amenaza latente de nuevas inundaciones en Aguascalientes.
Esto, tras coincidir en que la multiplicación de colectores pluviales no resolverá el problema de anegamientos, considerando que nunca serán suficientes ante el caudal que baja a la ciudad, producto de deslizamientos de zonas altas alrededor de la mancha urbana.
Al respecto, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción y miembro de la directiva del CCC, Luis Francisco Romero David señaló que la propuesta en la asamblea es presentar alternativas para encauzar las aguas de la parte alta para que no lleguen a la ciudad.
Esto es, desarrollar infraestructura viable y funcional para que los caudales sean dirigidos hacia presas, arroyos y embalses diversos, pues mientras eso no suceda, no habrá colectores que puedan soportar los volúmenes de agua que se deslizan hacia la ciudad.
Refirió que al seno de la reunión, en la que participaron expertos en el tema, como el director de CCAPAMA, Refugio Muñoz, el análisis se centró en que la solución no es abrir más y mas colectores, sino en resolver la amenaza de grandes volúmenes sobre la ciudad.
Y si bien es cierto que la basura y falta de mantenimiento fue factor fundamental en los daños originados tras la tormenta de junio pasado, también lo es que la infraestructura siempre podrá verse rebasada por los torrentes de la naturaleza.
En ese sentido indicó que el acuerdo es presentar propuestas sustentadas en la reunión del próximo mes, tanto para determinar cuáles colectores son realmente necesarios, como para plantear nuevas estrategias para contener y conducir hacia otro rumbo, el agua que se desliza desde la parte alta de Aguascalientes y que está llegando a la zona urbana.
El reto es lograr el diseño de un plan maestro estratégico y con visión de futuro, para el control y en su caso mejor aprovechamiento del agua de lluvia en el estado, misma que en este momento se ha convertido en una amenaza para las zonas pobladas.