CDMX.- Acostumbrado a participar en proyectos cargados de violencia, polémicos y que retratan la sordidez de México y el mundo, el actor Raúl Méndez le dio un respiro a su carrera con la serie «Miguel», de origen israelí.
En este show, presentado con éxito ayer en el Festival Internacional de Series de Cannes, se aborda el tema de la adopción desde una óptica muy humana, en tan solo seis episodios de una hora.
“Por lo que he visto hasta ahora en el festival, la tendencia de las otras series va por lo que está de moda en el mundo: el narcotráfico, la política y la corrupción. Este show es todo lo contrario.
“Es una historia sumamente conmovedora y es como los israelitas hacen las cosas: sencillas, pero con gran profundidad de escritura y de historia. El público estaba muy conmovido”, señaló Méndez en entrevista.
La proyección de Miguel ocurrió ayer en el Palais des Festivals, un día después de que Gael García Bernal presentará la única producción mexicana en competencia oficial, «Aquí en la Tierra», de Fox. (Rodolfo G. Zubieta/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!