Gerardo Muñoz Rodríguez

Durante el trascurso de toda esta semana, en la Ciudad de México, se estará llevando acabo el decimoctavo congreso mundial auspiciado por el International Economic Association en colaboración con el Centro de Investigación y Docencia Económica, CIDE. Dicho foro tiene como finalidad abarcar tres principales temas de gran relevancia en la actualidad: Globalización, Crecimiento Económico y Sustentabilidad. Revisemos algo de estos conceptos.

La globalización ha traído consigo una infinidad de beneficios a la sociedad actual. La apertura de posibilidades que ofrece, no tiene precedente alguno. Esto en la mayoría de las oportunidades que se ve como una mayor eficacia competitiva, la cual ayuda a reducir los diversos costos comerciales en todo el mundo. Sin embargo, también se presentan problemas sumamente preocupantes por esta cuestión. Temas relacionados con la desigualdad y la pobreza, son los más alarmantes. Según datos del Banco Mundial, casi el 78 por ciento de la población en pobreza extrema viven en Asia Meridional y África del Sur. Se debe tratar de evitar que el desequilibrio económico y la concentración de la riqueza siga siendo un común denominador de esta libertad de comercio.

En cuanto al crecimiento económico, recientemente la calificadora Fitch Ratings, aumentó sus expectativas derivado de una fuerte expansión de los mercados emergentes y los países denominados de primer mundo. Este incremento está fundamentado en buenas políticas macroeconómicas, acompañadas de una mejoría sustancial en la demanda; países como Brasil y Rusia se han recuperado con mucha fuerza. En cuanto al viejo continente, el Banco Central Europeo debe continuar con sus estímulos monetarios en vías de poder mitigar, de una vez por todas, el fantasma de la deflación que los ha perseguido por algunos años.

Las finanzas sustentables ya están instaladas en el mercado global. Además de las acciones que se llevan a cabo en un número creciente de países desarrollados, siendo  el fondo soberano noruego un  claro ejemplo, los países en vías de desarrollo también han dado indicios de estar a la altura de las circunstancias.

El Acuerdo de París sobre cambio climático, el cual logró concretarse en el año 2015, no sólo prevé las contribuciones absolutas de cada país para combatir el calentamiento global, el cual día a día representa una fuerte amenaza a la sociedad mundial.

También establece compromisos de financiamiento de parte de los países desarrollados para que aquellos en vías de desarrollo cumplan con los compromisos que fueron pactados. De acuerdo a la evolución de las cifras de financiamiento verde de los últimos años, varios países han contribuido a esta causa. Brasil, China, Colombia, Chile llevan la delantera en América Latina. México no se queda atrás y ha realizado considerables emisiones de bonos verdes, de hecho, se prevé que el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, sea principalmente fondeado a través de estos instrumentos.

De esta forma, podemos ver cómo los temas de mayor relevancia en el mundo y aquellos que puedan tener un verdadero impacto en la sociedad, son abordados a profundidad en este foro. Esperemos y se puedan concretar grandes acuerdos que permitan mejorar la calidad de vida de toda la sociedad y por ende, de nuestro país.

 

Twitter: @GmrMunoz