Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El diputado Gerardo Fernández Noroña confrontó al presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo.
Noroña, fuera de micrófono, acusó que fue agredido ayer por elementos del Estado Mayor, que le impidieron el acceso al Palacio Nacional.
Calificó de traidores al senador Martí Batres y a Muñoz Ledo por haber acudido al Informe del Presidente Enrique Peña Nieto.
Este último respondió que fue a la ceremonia en su calidad de presidente de la Cámara de Diputados y reviró que él y Batres fueron agredidos por Noroña.
“No le voy a conceder el uso de la palabra porque usted fue el agresor”, expresó Muñoz Ledo.
“No le voy a escuchar”.
Noroña llamó cobarde al presidente de la Cámara al tiempo que se paró enfrente de éste.
“No le voy a tolerar su falta de respeto, su insolencia”, le expresó.
El diputado del PT Santiago González Soto cuestionó a Muñoz Ledo en calidad de qué acudió a la presentación del Sexto Informe.
El presidente de la Cámara siguió con la sesión y puso a consideración del Pleno si se le concedía la palabra a Fernández Noroña.
Diputados del PAN y PT votaron a favor, pero la mayoría de Morena y con el PRI y Verde se expresaron en contra.