Ahora fueron policías estatales y policías preventivos de San Francisco de los Romo, quienes arrestaron a dos guardias de seguridad privada, tras haber robado la cantidad de 100 mil pesos en efectivo, que sustrajeron de una caja fuerte en una empresa ubicada en el Parque Industrial Valle de Aguascalientes (PIVA).
Los sospechosos que ya se encuentran bajo indagación en la Unidad de Investigación Especializada en Robos a Casa-Habitación y Comercios, fueron identificados como José Antonio, de 51 años y Pablo, de 53 años, quienes trabajaban como guardias de seguridad en la empresa atracada.
La captura de estos dos sujetos se registró el domingo por la madrugada, cuando policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales realizaban labores de vigilancia en el Parque PIVA.
Al desplazarse por la avenida Circuito Aguascalientes, fueron interceptados por directivos de una empresa ubicada en ese lugar, quienes pidieron el apoyo para investigar a dos de los guardias de seguridad.
Lo anterior, debido a que había quedado al descubierto un robo en una de las oficinas, a donde ingresaron a través de un boquete que se realizó en uno de los muros. Asimismo, ya en el interior de la oficina, se encontró la caja fuerte completamente destrozada. Se informó que del interior faltaba la cantidad de 100 mil pesos en efectivo.
Los policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales procedieron a interrogar a los guardias de seguridad de nombres Antonio y Pablo, quienes señalaron que no se habían percatado del momento en que ocurrió el robo. Sin embargo, los oficiales detectaron que ambas personas tenían lesiones en sus manos.
Debido a la actitud sospechosa de ambos sujetos, se decidió interrogarlos por separado y tras caer en varias contradicciones, terminaron por confesar que ellos habían perpetrado el robo y señalaron que las lesiones que tenían en las manos, se las habían provocado al momento de abrir la caja fuerte.
De igual forma, señalaron que el dinero que sustrajeron, lo llevaron a una tienda de conveniencia ubicada en el mismo Parque PIVA y lo depositaron a la cuenta que está a nombre del familiar de uno de ellos. Tras la confesión de ambos sujetos, se procedió a trasladarlos a la Fiscalía General del Estado, donde están siendo investigados por agentes del Grupo Exterior “San Francisco” de la PME.

¡Participa con tu opinión!