Confiesa su infidelidad

CDMX.- Gabriel Soto aceptó que le fue infiel en algún momento a su esposa Geraldine Bazán, pero que ése no fue el motivo de su divorcio.
El actor dio ayer una entrevista al programa de televisión “De Primera Mano”, en la que aseguró que su relación de 10 años con la actriz terminó por las dificultades propias de cualquier matrimonio.
Aunque aceptó que sí hubo infidelidades en algún momento, sin detallar con quién, pero negando que fuera con las actrices Marjorie de Sousa e Irina Baeva, como se ha mencionado.
Incluso dijo que está dispuesto a hacerse una prueba de ADN para descartar que sea el padre del hijo de Marjorie.
“Ya veníamos cargando muchas cosas complicadas, Geraldine es una gran mujer, estuvo al pie del cañón, pero por salud de todos, fue lo mejor (separarse)”, expresó Soto.
Un par de horas después de esta entrevista, Geraldine Bazán escribió en su cuenta de Twitter, sin hacer referencia directa al caso: “Definitivamente nunca se termina de conocer a las personas, cuánta falsedad…”. (Staff/Agencia Reforma)