Rami Malek (foto) dijo que estuvo a punto de rechazar el papel de villano en la nueva película de James Bond. «Lo único que le dije al director es que no podíamos identificar sus actos de terrorismo con alguna ideología o religión».