A más de 22 años de prisión fue sentenciado un delincuente que asesinó a un hombre en el interior de su vivienda, durante un robo registrado en el poblado de El Porvenir, municipio de Asientos.
Tras su captura, ocurrida días después del crimen, el ahora sentenciado reveló que mató a su víctima debido a que lo reconoció al momento de estar llevando a cabo el robo y le dio miedo de que lo fuera a denunciar.
Fue el titular del Juzgado de Control y Juicio Oral del Cuarto Partido Judicial con sede en el municipio de Rincón de Romos, quien dictó sentencia condenatoria en contra de Miguel Ángel.
Lo anterior, al ser encontrado culpable de los delitos de homicidio doloso calificado y robo calificado, cometido en agravio del señor Baudelio.
Se le sentenció a 22 años, 6 meses y 22 días de prisión, además del pago de una multa y de la reparación del daño, cuyo monto será determinado durante la audiencia ante el juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad.
Fue el día 10 de diciembre del año 2017, cuando el ahora sentenciado Miguel Ángel asesinó de un golpe en la cabeza con un bat de beisbol al señor Baudelio, durante el desarrollo de un robo en el domicilio de la víctima, ubicado en el poblado de El Porvenir, perteneciente al municipio de Tepezalá.
En esa fecha, entre las 00:00 y 01:00 horas, Miguel Ángel ingresó al domicilio del señor Baudelio con la finalidad de cometer un robo, ya que tenía conocimiento de que había recibido una fuerte suma de dinero.
Tras someterlo a golpes lo derribó al suelo y enseguida, sacó de entre sus ropas un rollo de cinta adhesiva plástica con la cual comenzó a cubrirle la cabeza.
Una vez que la víctima se encontraba inmóvil y sin oponer resistencia, Miguel Ángel se dirigió a una de las habitaciones donde comenzó a apoderarse de diversos objetos y a buscar el supuesto dinero.
Sin embargo, en determinado momento el señor Baudelio lo identificó y hasta le habló por su nombre, por lo que se asustó y temiendo que lo fuera a denunciar, optó por matarlo, para lo cual lo golpeó en la cabeza con un bat de beisbol de aluminio propiedad de su víctima.
Antes de darse a la fuga, el ahora sentenciado cubrió al señor Baudelio con algunas cobijas.
Una vez que al día siguiente fue encontrado el cadáver de esta persona, agentes del Grupo Homicidios de la PME iniciaron las investigaciones correspondientes.
Mientras los policías ministeriales entrevistaban a testigos, se toparon con Miguel Ángel, quien presumió que ya lo habían descubierto y atacó con un cuchillo a un policía preventivo de Tepezalá que brindaba apoyo al personal de la Fiscalía General del Estado, siendo éste el principal motivo por el cual lo arrestaron.
Sin embargo, durante el desarrollo de las investigaciones se descubrió que él había cometido el asesinato.