Alumnos de la carrera de Enfermería de la UNEA compartieron nostálgico festejo de graduación.
Para dar gracias a Dios por el final de sus metas profesionales, los jóvenes acudieron al Conventito de Santa Anita donde se llevó a cabo la misa de acción de gracias.
Posteriormente, el Salón Casa de Piedra, enmarcó la recepción donde se llevó a cabo el brindis en honor a los nuevos profesionistas, quienes agradecieron el apoyo de directivos, personal docente, padres de familia y demás familiares que los acompañaron en tan especial celebración.
Cabe destacar que el momento más emotivo fue cuando llegó la inevitable despedida, por lo cual, los nuevos colegas, intercambiaron felicitaciones y buenos deseos en sus futuros proyectos.