Con la remodelación del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Zona (HGZ) No. 2 de la delegación estatal del IMSS, se beneficiarán alrededor de 2 mil 400 mujeres que ahí se atienden cada año.

La inversión de 4.2 millones de pesos se destinó al retiro de pisos, muros, techos e instalaciones, que fueron sustituidos con materiales y tecnología modernos, más funcionales, higiénicos y durables. Además, se instaló aire acondicionado, se mejoró la iluminación y toda la ventilación del área.

El jefe de Conservación y Mantenimiento, José Pedroza Arredondo, explicó que además, la redistribución de espacios permitió generar áreas de trabajo más amplias, que facilitan las tareas del personal y mejoran el servicio al usuario.

“No sólo hace más eficiente la labor de los trabajadores de la salud, también mejora la experiencia de estancia de nuestras pacientes y permitirá generar ahorros en el gasto por consumo de energía y recursos”.

Esta remodelación forma parte de un proyecto anual de remodelación; que en todas las etapas incluirá cambio de pisos, muros, techos, iluminación, ventilación, instalaciones eléctricas, hidráulicas, sanitarias, de gas y de vapor, así como el reordenamiento y ampliación de espacios.

“Uno de los objetivos fundamentales de éstos y todos los trabajos de conservación del IMSS, es la seguridad en el uso de las instalaciones de nuestras unidades y hospitales, en estricto apego a las normas nacionales e internacionales que rigen en la materia”.

Para supervisar las obras de remodelación y entregarlas a derechohabientes y trabajadores del HGZ No. 2, acudieron el delegado estatal, Diego Martínez Parra; los integrantes del Consejo Consultivo y autoridades sindicales.

El consejero Alfonso Contreras Campos, hizo uso de la voz para señalar que los esfuerzos por mejorar las instalaciones médicas del IMSS se reflejan directamente en la reducción de infecciones dentro de los hospitales, así como en una mayor seguridad para los pacientes.