Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Jun – La Suprema Corte de Justicia discutirá el 5 de julio un proyecto que, de ser aprobado, permitirá a cientos de los delincuentes más peligrosos del País solicitar su libertad provisional bajo fianza.
La jurisprudencia que discutirá la Primera Sala de la Corte establece que los procesados por delitos graves bajo el anterior sistema penal pueden pedir al juez respectivo su libertad bajo las reglas del Nuevo Sistema de Justicia (NSJP), pues así lo prevé el quinto transitorio de la llamada Miscelánea Penal de junio de 2016.
Fuentes judiciales informaron que entre 300 y 400 reos federales de la más alta peligrosidad aún no sentenciados podrían pedir su libertad -aunque los jueces tendrían que estudiar caso por caso-, ya que sólo están presos por portación de arma prohibida.
La portación de arma prohibida era un delito grave en el anterior sistema, pero que no amerita prisión preventiva oficiosa en el NSJP a menos que las armas se usen para cometer un crimen violento.
La Corte tenía agendado el caso para el 30 de junio, pero durante la sesión privada de la Sala se acordó aplazarlo dos semanas, lo que podría dar tiempo al Congreso para procesar, en un periodo extraordinario, una reforma al artículo 19 Constitucional, para incluir la portación de armas prohibidas entre los delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.