CDMX.- La tercera temporada de Stranger Things presentó a Robin, la compañera de trabajo de Steve (Joey Keery) en la heladería Scoops Ahoy, y que ayudará a descubrir una conspiración rusa a lo largo de la temporada.
Pero además, la joven interpretada por Maya Hawke, hija de los actores Ethan Hawke y Uma Thurman, es el primer personaje LGBT en el universo de la serie de Netflix.
«Lo grandioso de Stranger Things es que ha alcanzando a tanta gente, hay muchos que nos ven en el centro de Estados Unidos, que un pequeño gesto como un personaje gay es un gran paso», compartió la actriz a The Hollywood Reporter.
En el penúltimo episodio, Robin tiene una charla con Steve, y de manera muy sutil, le confiesa que se sentía atraída por otra chica de su clase.
«Se siente maravilloso tener ese pedazo de humanidad envuelto en este gigante drama de acción.
«Fue algo increíble que hicieron los hermanos Buffer (creadores), detener todo lo que sucedía alrededor para poner esta escena de una conversación de siete minutos entre dos personas que se tienen aprecio. Fue algo muy bello y me siento muy afortunada de haberla interpretado».
La revelación y la naturaleza del personaje gustaron a los seguidores de la serie, quienes aplaudieron en redes sociales el toque de diversidad. (Staff/Agencia Reforma)