Una raya más al tigre. Juan de 40 años de edad, fue detenido de nueva cuenta por elementos de la Policía Estatal. Al ser sorprendido al interior de un taller de mofles y radiadores, en donde ya se había apoderado de varios artículos.
Fue gracias al oportuno llamado a los cuerpos de emergencia, como fue posible la detención del antes mencionado, quien incluso cuenta con 63 ingresos a los separos por diversas faltas administrativas y robos, en distintas modalidades.
Los hechos, se registraron cuando el número de emergencia 911, recibió una llamada de auxilio, en la cual daban parte, que sobre el libramiento Calvillo-Jalpa, casi en el cruce con la calle Guanajuato, se estaba efectuando un robo. Por lo anterior, se realizó un importante despliegue policiaco.
Minutos después, y tras arribar los elementos de seguridad pública, observaron a un individuo que salía del taller, cargando dos costales. Juan, al ver la presencia de los uniformados, intentó escapar, sin embargo de inmediato fue detenido.
Dentro de los costales que el inculpado llevaba, se encontraron diversos artículos que acaba de hurtar del taller, del cual daño una ventana y malla ciclónica para poder ingresar.
Así, el detenido fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes, quienes habrán de determinar su situación legal.