Una vez más, El Heraldo de Aguascalientes tuvo el honor de saber más acerca de la vida del ‘Tritón de Aguascalientes’, Jorge Luis Rikarday, quien ha logrado muchas experiencias a lo largo de su carrera debido a la dedicación y al esfuerzo que ha empeñado en su actividad favorita, el nado en exterior.
Jorge Luis Rikarday ha contado innumerables anécdotas que ha vivido a lo largo de su carrera en el nado en exterior, ya que es de los pocos mexicanos en haber cruzado estrechos bastante importantes, tales como el de Gibraltar, el de La Mancha, o el que le dio un Récord Guiness, la Bahía de Banderas en Puerto Vallarta.
El tritón de Aguascalientes nació en enero de 1951, en Rincón de Romos, Aguascalientes; y a pesar de que estuvo mucho tiempo practicando deporte a nivel local, no fue hasta principios de los años 2000 cuando su travesía alrededor del mundo comenzó; cruzando el canal de la mancha en agosto del 2003.
En una entrevista para El Heraldo de Aguascalientes, Jorge Luis explicó la razón por la cual ha logrado contar sus experiencias a lo largo de su carrera, y es que una frase que ha convertido en estandárte y en su filosofía de vida es: “Con la fe, todo se logra”, ya que en todos sus logros, se ha encomendado a Dios y a él mismo con tal de volver a ver a su familia y a su México.
Sus logros más importantes han quedado marcados debido al riesgo que esto implicó, llegando a nadar por más de 15 horas en aguas con temperaturas bajo cero, padeciendo de pérdida de sensibilidad en brazos y manos, pero el hecho de pensar en su familia y amigos en cada momento o el ver la bandera de México ondeando en la meta, alentaron a Jorge Luis a cumplir con su objetivo.
En el mundo del deporte, Jorge Rikarday ya es reconocido a nivel local como uno de los más grandes, llegando a compartir sus hazañas en distintas pláticas que han motivado a cientos de jóvenes que desean alcanzar sus logros personales, ya que con la fe, todo se logra.