Llama la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM) a empresarios a actuar con cautela, pues la amenaza de aranceles por parte del presidente Donald Trump sigue latente y puede darse ante cualquier incumplimiento del acuerdo firmado por el Gobierno Mexicano con Estados Unidos, destacó la delegada de la zona centro, Angélica Ortega Treviño.

En entrevista con El Heraldo, comentó que para las empresas manufactureras lo recomendable por el momento es no firmar contratos para adquirir mercancías en dólares, porque el tipo de cambio va a estar fluctuando mientras esta situación no se resuelva, “el tipo de cambio es el que la va a llevar, o sea el peso mexicano se va a seguir depreciando, hasta en tanto no haya una postura que sea 100% de credibilidad y de certeza para la economía mexicana. Es preferible hacerlo en euros o en cualquier otra moneda”.

Estableció que este acuerdo en realidad favorece más a Estados Unidos y sigue poniendo la soga en el cuello a México, por lo que no se puede dejar de lado que puede haber una afectación al país, ya que da un plazo de 90 días al Gobierno Federal para cumplir con todos los puntos, aunado a que Trump amenaza nuevamente con aplicar aranceles si el Congreso Mexicano no aprueba este acuerdo.

“No es tiempo de echar campanas al vuelo, porque la cosa no está bien definitivamente. Digamos que es un pequeño respiro el que podemos tomar, pero no podemos estar seguros de que ya todo está bien. En 90 días frenar un problema migratorio tan grande como el que tenemos, no es tan fácil”.

Reiteró que Trump sigue en campaña en la búsqueda de su reelección en Estados Unidos y con esta medida de frenar la migración a su país, busca congraciar al pueblo norteamericano, y de aplicarse los aranceles, México podría vivir una recesión económica similar a la que se tuvo en 1994. “Si exportamos productos más caros, ese incremento se va a ver traducido en un incremento de costos para el propio consumidor estadounidense, lo que va a provocar que dejen de consumir lo que importan de México y eso se va a ver traducido también en una pérdida económica importante para nosotros”, finalizó.