Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 08-Oct-2017.- Un empresario inmobiliario ha sido acusado de 16 despojos de propiedades en la Ciudad de México mediante la falsificación de escrituras, contratos, identificaciones oficiales y la complicidad de funcionarios.
Joaquín Guillermo Fernández Urban, dueño de Administradora de Inmuebles Fernández, ya ha sido procesado por al menos uno de estos atracos.
La Procuraduría de la CDMX afina los detalles de otros expedientes para pedir su aprehensión.
Su modus operandi inicia con funcionarios de nivel menor en el Registro Público de la Propiedad, el Registro Civil y el Archivo General de Notarías, quienes investigan propiedades abandonadas o de personas de edad avanzada, dice Luis Miguel Campos, abogado denunciante.
Una vez que han elegido el inmueble, explica el abogado, inicia una andanada con escrituras falsas, suscritas por notarios fallecidos o cómplices para hacer valer contratos apócrifos de compraventa de fecha anterior a las verdaderas.
En este proceso, falsifican identificaciones oficiales y presentan demandan civiles para apropiarse de los bienes, con la complicidad de funcionarios judiciales.