El Cuerpo y la Sangre de Cristo fueron otorgados por primera vez a Rodrigo Castañeda Obregón.
La emotiva misa sacramental fue enmarcada por la capilla San Peregrino Laziosi donde destacó la presencia de sus papás, Rodrigo Castañeda Romo y Olaya Obregón de Castañeda, así como de sus padrinos, José Roberto Aceves Giacinti y Paola Barba de Aceves.
Familiares y amigos muy cercanos al neocomulgante también se dieron cita en el recinto, donde compartieron momentos inolvidables al fungir como testigos del momento en que Rodrigo recibió por primera vez el vino y la hostia.
Al finalizar la celebración eucarística, el festejado salió al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibió felicitaciones, buenos deseos y obsequios.

¡Participa con tu opinión!