A pesar de que las Panteras de Aguascalientes comenzaron con el pie derecho la nueva temporada de la LNBP, cabe señalar que los primeros rivales son equipos que se ubican en los últimos lugares de la tabla, por lo que los felinos no tendrán que confiar su gran inicio en los próximos compromisos.
Los siguientes duelos de Panteras, lucen bastante complicados si se toma en cuenta la reciente derrota ante Soles en los dos juegos de la serie, ya que Mexicali al ser el nuevo líder de la Zona Oeste, le demostró a Panteras que la liga apenas comienza y que tendrán que mejorar en todos los sentidos si se quiere mantener la pelea por los primeros lugares.
Ahora los felinos se alistan para sus próximas tres series que serán complicadas, ya que enfrentarán a tres de los mejores equipos del torneo, siendo Aguacateros, Capitanes y Abejas, en donde los de Manolo Cintrón tendrán que responder para no caer anímicamente.
Después de la actividad del pasado fin de semana, la Zona Oeste está liderada por Soles con marca de 9-3, seguidos por Panteras y Aguacateros, ambos con 8-4, y en la disputa de los mejores puestos está Abejas y Astros con 6-6 y Capitanes con una gran marca de 7-3.
El próximo compromiso para Aguascalientes será en Michoacán, en donde las Panteras tendrán un duelo directo por mantener el segundo lugar ante Aguacateros, en donde el ganador se quedará en segundo puesto y el perdedor podría caer hasta tercer o cuarto lugar de la tabla. Esta serie se jugará el jueves 24 y sábado 26 de este mes.
Después las Panteras regresarán a la cueva para recibir al complicado equipo de Capitanes de CDMX, disputando una doble actividad los días martes 29 y miércoles 30, para después viajar a León y disputar la serie ante Abejas los días sábado 2 y domingo 3 de noviembre.
Una vez terminada esta fase para Panteras, se podrá ver de lo que en realidad es capaz el equipo de Aguascalientes, ya que se podrían perder duelos clave, o bien, se daría una sorpresa del cuadro felino; posteriormente en noviembre se tendrán encuentros un poco más tranquilos, pero eso depende del estado anímico del equipo.