Se registró una elevada mortandad de lechones en el primer cuatrimestre del año, señaló Armando García Gómez, presidente de la Asociación Ganadera de Porcicultores de Aguascalientes, quien añadió que en comparación con años anteriores, las muertes de cerdos se incrementaron entre un 15 y 30% en las granjas en comparación con años anteriores, esto, a causa de enfermedades como la diarrea epidémica.
Lamentó que algunos factores se combinaron para que se presentaran padecimientos que afectan a los lechones, no sólo la diarrea epidémica porcina, también se presentaron enfermedades que producen el aborto en las puercas, situación que agrava la producción, pues además de la alta tasa de mortalidad, hay menos animales de reemplazo.
García Gómez explicó que uno de los factores que desencadenaron esta alta mortandad es que durante el invierno las temperaturas descendieron en demasía, lo cual debilitó las defensas de los cerdos, trayendo como consecuencia una disminución en la población de los hatos.
Expresó que aquellos ganaderos que no se vieron perjudicados con la mortandad de los cerdos se han visto beneficiados, ya que los precios de la carne se han mantenido altos a nivel nacional, sin embargo, son los menos, pues la mayoría ha reportado un incremento de al menos el 15% en el número de muertes, y es una inversión perdida que no podrán recuperar.
Por último, el presidente de la Asociación Ganadera de Porcicultores de Aguascalientes lamentó que para las enfermedades que afectaron a los productores pecuarios no haya esquemas gubernamentales que les proporcionen algún tipo de apoyo, pues no son padecimientos considerados de campaña, motivo por el cual les será complicado recuperar sus hatos en el corto plazo.

¡Participa con tu opinión!