Ayer, en el Congreso, las diputadas reconocieron la marginación de que son objeto las personas con discapacidad y las dificultades que deben enfrentar día a día, incluso por deficiencias en la infraestructura urbana.
Ante la discriminación, falta de voluntad, vialidades mal planeadas, semáforos sin sonido, carencia de empleo, y otros problemas que enfrentan estas personas, se comprometieron a hacer leyes y programas más incluyentes; “y sobre todo, a planear acciones efectivas”.
Las diputadas Patricia García, Karina Banda y Gladys Ramírez, conmemoraron el Día Internacional de Personas con Discapacidad, con la compañía de Martina Tiscareño y Martín Amaro (activista y persona con discapacidad), quienes expresaron que para enfrentar esta problemática, “no bastan leyes con redacción bonita o una ciudad con estética urbana, sino que la sociedad debe vencer el miedo de convivir con personas discapacitadas”.
Las legisladoras aceptaron que hace falta voluntad para dotar de mejores condiciones de vida y laborales a este sector social; no debe haber un rasero, para calificar a los ciudadanos, de primera y segunda; consideran necesario modificar “nuestra forma de verlos y dejar de victimizarlos, pues muchos de ellos son ejemplo de lucha y fortaleza”.
Martín Amaro, quien padece discapacidad psicomotora y del habla, mencionó que su objetivo es lograr que las autoridades y asociaciones civiles consoliden un proyecto de construcción de Casas de Asistencia para quienes quedan en el desamparo, cuando sus padres o tutores fallecen.
Martín, quien es padre de una hija de 20 años de edad y que también padece una discapacidad, dijo que el camino no ha sido fácil, pero “con voluntad y tenacidad, todo se puede lograr, porque “yo he tenido que ser un padre y una madre para mi hija”, situación que la calificó como satisfactoria y que lo llena de orgullo.
Patricia García habló de la necesidad de hacer un alto y revalorar qué se hace en este tema, tanto en el ámbito legislativo como del ejecutivo, con el propósito de impulsar mejoras en las condiciones de vida de estas personas.
En tanto, Karina Banda reiteró su compromiso de trabajar para armonizar la legislación en esta materia y revisar la Ley de Fomento al Empleo, para que estas personas sean tomadas en cuenta, ya que requieren ingresos, seguridad social y acceso a créditos de vivienda.
Finalmente, Gladys Ramírez urgió aplicar la Ley de Movilidad, que contempla condiciones más dignas para quienes se desplazan en camiones urbanos, los cuales deben ser adaptados a sus requerimientos.