Se actúa con toda justicia, sin revanchismo ni persecución; el Gobierno del Estado sólo pide celeridad y aplicación de la justicia y que la vigencia del Estado de Derecho se dé no solamente por discurso, sino combatiendo la impunidad que es lo que crea desconfianza en las autoridades, señaló el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz.

Ayer, Francisco Chávez Rangel, ex titular del IEA, compareció ante el Juzgado Primero de lo Civil, como testigo de la denuncia que hay en su contra, por la contratación que se hizo a valores no convenientes de un despacho, y por ejercicio indebido de algunas plazas, entre otros señalamientos.

Sobre el tema, el funcionario señaló que hay otros procedimiento en los que algunos ex funcionarios serán citados; tendrán que comparecer “porque este gobierno no tiene compromiso de solapar alguna de las acciones que se han señalado como irregularidades”, añadió.

En ese sentido, se negó a ahondar en casos específicos, “para no contravenir el debido proceso”; no quiso dar nombres antes de que el Tribunal los cite, “pero sí lo digo con claridad, habrá más personas que tendrán que comparecer, 5, 10, más o menos”.

El Ejecutivo presenta las denuncias, pero el Poder Judicial define a quién mandar comparecer, de acuerdo al análisis de las carpetas que se han integrado, citó.

Como es sabido, dijo, hay denuncias contra IEA, Inagua y otras áreas del Gobierno Estatal.

Unos casos los lleva la Contraloría del Estado y otros la Fiscalía General; reconoció que en la Contraloría es muy lenta la integración de expedientes, pero a todos les llega su tiempo y refirió que llevan más de seis meses los procesos.

Hizo hincapié en que la Fiscalía es autónoma y el Poder Judicial también, por lo que en cualquier fecha podrán citar a quienes consideren necesario.

Finalmente, reiteró que este gobierno no permitirá actos de corrupción, por lo que igual se denunciarán los que se cometieron en el gobierno anterior y en el actual.