Fidel Orantes
Agencia Reforma

La edición 19 del Festival de Coachella arrancó como nunca: al ritmo de cumbia, y de quién mejor que Los Ángeles Azules.
Al grito “¡De Iztapalapa para Coachella!”, el conjunto de los hermanos Mejía Avante abrió en el escenario principal, el mismo donde hoy cantará Beyoncé y mañana Eminem.
Desde ahí interpretaron los temas que los han llevado a la fama: “Entrega de Amor”, “17 Años” y la inolvidable “Cómo Te Voy a Olvidar”.
Su show, de 50 minutos y realizado a las 15:20 hora local, congregó a miles de personas de diversos orígenes. Había estadounidenses, latinos, europeos y asiáticos.
“Es algo que se siente bonito porque venimos representando no nada más a Iztapalapa, sino a México, y me siento muy ancho porque de verdad estamos haciéndolo bien.
“Es un sentimiento muy interno, pero al representar a México, que durante toda la vida hemos llevado su bandera a todos los países, y ahora aquí, de verdad me siento muy contento y orgulloso”, declaró en entrevista posterior Elías Mejía, líder de Los Ángeles.

¡Participa con tu opinión!