Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las presiones, protestas y bloqueos de taxistas se impusieron ante el Gobierno federal.
La Secretaría de Gobernación pactó garantizar el monopolio de taxis e impedir los servicios de Uber o Cabify en los todos los aeropuertos del País.
El subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta ofreció a los taxistas que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Guardia Nacional realizarán operativos para evitar que prestadores de servicios de plataformas como Uber y Cabify puedan cargar pasaje en aeropuertos del País.
Funcionarios de Gobernación se reunieron ayer con los líderes el Movimiento Nacional de Taxistas (MNT) en la mesa de diálogo que instalaron hace varias semanas.
«Se acordó que la Secretaría de Gobernación coordinará solicitar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a la Guardia Nacional o equivalente, acciones en zonas federales para realizar operativos de revisión en los 56 aeropuertos del País y áreas de jurisdicción federal», informó la Segob.
El acuerdo busca que sólo puedan cargar pasaje los taxis concesionados por la SCT, con placa y permiso federal.
«Ha habido entendimiento y madurez política para construir consenso en favor de la ciudadanía y los trabajadores del volante», justificó Peralta.
El MNT acusó que Uber y Cabify son ilegales y una competencia desleal.
El subsecretario de Gobierno propuso la realización de un foro nacional en materia de movilidad para homologar criterios en la regulación del transporte público concesionado y servicios en aplicaciones digitales.