El Heraldo de Aguascalientes

Combatir la corrupción el próximo sexenio

Por: Octavio Díaz García de León

La idea: El presidente electo anunció que la nueva secretaria de la Función Pública será la Dra. Irma Eréndira Sandoval, quien además será responsable del combate a la corrupción. Uno de los enormes retos que se han propuesto es hacer que México pase del lugar 135 de 180 países, al lugar 8 en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional (TI).

Para ello, en su Proyecto de Nación 2018-2024, AMLO propuso 26 acciones anticorrupción y hace poco anunció 50 medidas de austeridad y anticorrupción (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2018/07/cincuenta-sombras-de-amlo.html). La próxima secretaria ha indicado más recientemente que se concentrará en 5 líneas de acción.

Las líneas y algunos comentarios a las mismas son:

Austeridad republicana. Se sigue insistiendo en el recorte de salarios de la alta burocracia siendo que el grueso del gasto innecesario está en los privilegios de los sindicatos, el exceso de personal en algunas áreas del Gobierno Federal, proyectos tipo “elefantes blancos” y otros gastos que son puro desperdicio.

Además, reducir los salarios de los altos mandos no genera grandes ahorros y presenta riesgos de corrupción al incentivar a ciertos funcionarios a complementar sus ingresos mediante actos ilegales.

Conflicto de interés. Es muy necesario que se combatan estas prácticas, por lo que se tendrá que dar un nuevo impulso a las medidas desarrolladas en la reforma anticorrupción de 2015.

Por otra parte, las nuevas declaraciones patrimoniales inundarán de información a las autoridades, la cual difícilmente servirá para prevenir conflictos de interés. Para ser eficaces en este rubro, se requieren labores de inteligencia.

Transparentar recursos. La idea es usar tecnología para saber en qué se gasta el dinero público tal como la “blockchain”. Pero no basta disponer de la información en tiempo real.

Por ejemplo, en materia de transparencia y acceso a la información, ha faltado más participación de la sociedad debido a que el lenguaje burocrático es muy complejo y se requieren especialistas para entenderlo y poder identificar actos de corrupción. Se necesitan desarrollar esas capacidades entre la sociedad.

Flujos financieros ilegales. Combatir este fenómeno es clave ya que la forma más eficaz de combatir la corrupción es seguir la huella del dinero. La Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP tiene las herramientas para detectar esos movimientos y con el auxilio de la información patrimonial que tendrá la SFP podrán identificar actos de corrupción. (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2018/02/una-propuesta-anticorrupcion.html). Las herramientas están allí, lo que hace falta es aplicarlas en el combate a la corrupción.

Combatir la impunidad. Este es un aspecto clave para darle credibilidad a cualquier política anticorrupción. Para ello habría que impulsar reformas a la Ley General de Responsabilidades Administrativas que además de ser muy garantista, adolece de fallas como ya se ha expresado en muchos foros. Urge se modifique la Ley y otras disposiciones legales inadecuadas que están abriendo aún más las puertas de la impunidad.

La Dra. Sandoval enfrentará un gran reto en un ambiente complejo. Si bien las estrategias mencionadas son pertinentes, son insuficientes y falta aterrizarlas. Llama la atención que no mencione para nada al Sistema Nacional Anticorrupción. Habría que ver si entra en los planes de la nueva administración.

Si la idea es que México pase del lugar 135 al lugar 8, en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) la calificación tendrá que aumentar de 29 (100 es sin corrupción) a 88 y colocarnos al nivel de Holanda y Gran Bretaña. Para lograr eso hay que entender cómo se calcula el Índice y ver si las medidas funcionarán. Además, si se logra, no implica que se acabará con la corrupción, sino con la percepción de la misma (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2016/09/el-reto-de-medir-la-corrupcion.html).

La Dra. Sandoval distingue entre la pequeña corrupción, la de la mordida osoborno en pequeña escala y la corrupción estructural, la gran corrupción que se da en obras públicas y grandes adquisiciones en donde encajan los casos como el de Odebrecht (https://adnpolitico.com/presidencia/2018/08/08/vamos-contra-los-aviadores-no-contra-los-buenos-burocratas-irma-sandoval). Sobre la pequeña corrupción dice la Dra. Sandoval que quizá nunca se acabe y que la que realmente se debe combatir es la estructural.

Un problema con este enfoque es que el IPC recoge lo que las personas perciben como corrupción, que suele ser la cotidiana e inmediata. Si lo importante es mejorar la calificación de México en el IPC, no bastará con acabar con la corrupción estructural, ya que en su mayor parte es invisible para el público, por sofisticada y clandestina.

La que sí se ve es la pequeñacorrupción y esa es la que eleva la percepción de corrupción junto con las noticias sobre casos notorios. Sin embargo, es factible combatirla quitando trámites de ventanilla y estableciendo sistemas de monitoreo tecnológicos que desincentiven los actos de corrupción, por lo que no se deberá descuidar. (https://octaviodiazgl.blogspot.com/2016/10/una-estrategia-anticorrupcion.html)

La Dra. Sandoval tendrá un gran reto no sólo al asumir el mando en la Secretaría de la Función Pública, sino en reducir la corrupción e incidir en la calificación de México que emite Transparencia Internacional.

La experiencia de las últimas décadas muestra que la corrupción no ha disminuido a pesar de todos los esfuerzos y mejorar la calificación en el IPC es algo que ya se ha intentado antes, sin éxito. Ojalá que la Dra. Sandoval tenga una muy buena gestión, por el bien del país.

________________________________________________________________

Https: //octaviodiazgl.blogspot.com                            Twitter: @octaviodiazg