Rasgos de desnutrición presentan niños de comunidades de Jesús María asociados a malos hábitos alimenticios, destacó la coordinadora del Centro de Ayuda Familiar de la Asociación Bienestar e Integración Familiar (Bifam), Claudia Mayordomo Fernández, quien detalló que llevan a cabo talleres y un seguimiento nutricional para combatir esta situación.
La activista social informó a El Heraldo que la asociación que preside, cuenta con un comedor infantil en el cual atienden actualmente a 177 niños que representan a 85 familias de Jesús María de las comunidades La Escalera, El Torito, Solar de Jonacatique, Rancho Seco y El Mezquital, a quienes desde el año pasado les dan un sustento, sobre todo a aquellos que tienen rasgos de desnutrición, con un lunch de apoyo nutricional que se llevan a la escuela, así como un seguimiento nutricional a todos.
Asimismo, comentó que en el área de Desarrollo Humano emprendieron un Taller de Tareas con Tecnologías de la Información, donde los niños tienen a una titular al frente del grupo; con ello han empezando a ver resultados de permanencia de los niños, así como de mejora en sus trabajos.
La coordinadora del Centro de Ayuda Familiar de Bifam señaló que recientemente concluyeron una encuesta, cuyo resultado refleja que el 10% de los niños que atienden se duermen con hambre en Jesús María.
Recalcó que en general el problema de desnutrición en dicho municipio no se refiere a la carencia de alimentos, sino a malos hábitos de alimentación. “Sí está asociada la parte económica, pero pesa más la parte de hábitos, la falta de cultura de alimentación sana. Hay poca variedad de alimentos, no suelen comer verduras, están más asociados a ese tipo de pobreza alimentaria que tiene que ver con la variedad y no tanto con la cantidad”.