Al convertirse Colinas del Río en el primer fraccionamiento con la renovación de doscientas luminarias de tecnología LED, el secretario de Servicios Públicos del Municipio de Aguascalientes, Rodolfo Moreno Téllez, informó que se sustituirán más 30 mil lámparas en 60 colonias que suplen al viejo sistema de unidades de vapor de sodio.

“Esta inversión de 200 millones de pesos se traducirá en el futuro próximo en ahorros considerables en el pago de consumo de energía eléctrica a la CFE, por el concepto de alumbrado público. Se prevé que se dejará de pagar hasta un 40 o 50% de la facturación actual”.

En estas tareas de modernización, dijo que la propia empresa proveedora es la responsable directa de la instalación de las luminarias LED, las cuales aumentan en un 50% la luminosidad en las calles y avenidas citadinas, en pos de la tranquilidad y la seguridad ciudadana.

El funcionario señaló que esta dependencia a su cargo es la responsable de vigilar el buen funcionamiento y reportar cualquier falla para su corrección. Aún existen 32 mil lámparas de vapor de sodio que expide luz amarilla, las cuales se cambiarán de manera paulatina hacia la luz blanca.

“En el municipio capital hay 69 mil lámparas, donde la mitad ya cuenta con luz blanca de aditivo metálico”.

Aguascalientes se encuentra en franco proceso de migración de lámparas de vapor de sodio a tipo LED, y aquellas zonas que disfrutan de esta infraestructura han emitido buenos comentarios al sentirse los ciudadanos más seguros al transitar por las vialidades a pie o en vehículo.

“Un aspecto importante es generar ahorros económicos al municipio por concepto de energía eléctrica, ya que al utilizar aparatos a base de vapor de sodio consume más fluido eléctrico”, indicó.

Rodolfo Moreno Téllez mencionó que estas labores se realizan en coordinación con las Secretarías de Seguridad Publica y con Desarrollo Social para conocer los puntos prioritarios de protección ciudadana.

Luego, explicó que la colocación de tecnología LED implica la renovación de postes y material eléctrico, ya que las actuales luminarias datan de hace mucho y son obsoletas ante los avances tecnológicos.

Por último, el secretario de Servicios Públicos detalló que esta nueva infraestructura tendrá una vida útil de unos cinco o seis años, aunque con posibilidad de ampliarla mediante el uso de tecnología. Lo importante es que al ofrecer más luminosidad se podrá mejorar la vigilancia a una mayor distancia.