El servidor público municipal Juan Ignacio Quezada Ávila, que fue sentenciado por el Tribunal Electoral del Estado como el responsable del uso de recursos públicos municipales para ayudar al otrora candidato Leonardo Montañez Castro, labora en la Secretaría Ejecutiva del Ayuntamiento de Aguascalientes y su caso será remitido al Órgano de Control Interno para su investigación y sanción correspondiente.

Como medida precautoria, a este servidor público se le ha retirado el resguardo y el uso del vehículo oficial, unidad que aprovechó para apoyar electoralmente al entonces candidato de la Coalición PAN, PRD y MC. Por ahora se le mantiene en su responsabilidad dentro de la Secretaría Ejecutiva, informó el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez.

Indicó que la sentencia del tribunal electoral exime a la alcaldesa capitalina y al Municipio de Aguascalientes, pero a este documento le da vista el Órgano de Control Interno para que realice las investigaciones pertinentes y determine si hubo una mala utilización de los recursos públicos por parte del servidor y en su caso se le sancione de acuerdo a lo que determine esa instancia.

Margarita Salas de la Trinidad es la jefa de Juan Ignacio Quezada Ávila, funcionaria que no tiene ninguna responsabilidad según las investigaciones realizadas. De acuerdo a la ley, ningún secretario puede determinar una sanción a sus colaboradores, eso es facultad del Órgano de Control Interno, cuya instancia concede el derecho de audiencia y sujetarse al debido proceso de carácter administrativo hacia el trabajador.

Jaime Gerardo Beltrán Martínez indicó que el director del Órgano de Control Interno, Juan Pablo Gómez Diosdado determinará el proceso jurídico sobre este caso, donde dará seguimiento a la sentencia del Tribunal Electoral para profundizar y resolver este tema.

Sostuvo que ni la alcaldesa ni el Ayuntamiento de Aguascalientes fueron sancionados por el Tribunal Electoral, el pronunciamiento se dirigió hacia una mala utilización de recurso público por parte de una omisión del servidor público en lo específico.

Este funcionario continúa trabajando de manera normal por ahora, porque el Tribunal Electoral no dictaminó nada en ese sentido, motivo por el cual el órgano de control interno es ahora el responsable de diagnosticar y determinar las sanciones pertinentes.

En su momento, el órgano de control interno estará dando a conocer las sanciones que se apliquen a este servidor público que hizo caso omiso de las órdenes de la alcaldesa capitalina de no intervenir en el proceso electoral con recursos y materiales públicos municipales.