Con una población de ciento treinta y dos estudiantes arrancaron esta semana las clases de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM), en dos carreras: Técnico Superior Universitario (TSU) en Nanotecnología y Mecatrónica, en donde se cuenta con una plantilla docente de 12 catedráticos especializados, quienes fueron seleccionados de una lista de 75 solicitantes.

Américo Colón Villán, director de educación superior del IEA, informó que ya se iniciaron los procesos académicos para que una vez que los estudiantes concluyan con sus estudios de TSU en dos años, si les es de interés avancen hacia la ingeniería en ambas ramas del conocimiento para graduarse posteriormente en un plazo de otros dos años.

Mencionó que el próximo mes de octubre se comenzará con la construcción de las instalaciones físicas de la UTM ubicadas al nororiente de la ciudad de Aguascalientes, en un terreno de 21 hectáreas y se cuenta con un presupuesto superior a 30 millones de pesos.

“Si se logra un avance de obra interesante en la primera etapa en los siguientes meses, se podrían abrir nuevos grupos para el próximo mes de enero de 2019”, adelantó.

En este momento, los 132 estudiantes se encuentran divididos en cuatro grupos, dos por cada carrera TSU, donde los jóvenes interesados en Mecatrónica y que quieran concluir con la ingeniería podrán capacitarse en el área de desarrollo de inteligencia artificial.

“En breve los trabajos académicos hacia la ingeniería se arrancarán en el campo de la nanotecnología, la cual es un área de conocimiento muy interesante porque se encarga del desarrollo de productos a nivel molecular. Esta carrera es la primera en su tipo que se oferta en la región”, indicó.

Colón Villán precisó que la Universidad Tecnológica Metropolitana que es bilingüe, internacional y sustentable, logró una interesante selección de estudiantes de nuevo ingreso, porque a pesar de haber iniciado después del resto de las escuelas universitarias, una alta población aguascalentense manifestó su interés por ingresar a las dos carreras.

Por último, el funcionario del Instituto de Educación de Aguascalientes reconoció que los ahora estudiantes fueron jóvenes que no alcanzaron a ingresar a otras universidades con carreras afines, por lo que ahora la UTM se convirtió en una oportunidad para darles espacio a los interesados en la educación superior.