Durante la madrugada del domingo se llevó a cabo un operativo en plena Zona Centro de la ciudad, por parte de inspectores de Reglamentos Municipales y policías preventivos, a fin de clausurar un antro, por haber incurrido en ‘faltas a la moral y a las buenas costumbres’.
Los inspectores de Reglamentos Municipales detectaron que en dicho antro los clientes andaban únicamente en ropa interior, ya que fue uno de los requisitos para poder ingresar, además del pago de acceso que tuvo un costo de 80 pesos.
Los hechos tuvieron lugar en un bar denominado que se ubica en la calle Hospitalidad, en la Zona Centro de la ciudad, aproximadamente a las 02:00 horas de ayer.
Hasta ese lugar llegó personal de Reglamentos Municipales y la patrulla 0108-1 de la Policía Preventiva del Destacamento “Centro”.
Dicho establecimiento fue clausurado, tras haber desalojado a unas 90 personas que se encontraban en el interior. De acuerdo a la versión de los mismos asistentes, para poder ingresar a dicho bar se requería que las personas usaran únicamente ropa interior, además de cubrir el costo del “cover”.