Hubo risas y lágrimas en el reparto de utilidades, informó Jesús Enrique Ramírez Pérez, secretario general de la CROM, quien precisó que concluyeron las negociaciones con todas las empresas, y en la mayoría ya se hizo entrega de esta prestación o están por hacerlo. La totalidad de los 8 mil trabajadores afiliados a esta central obrera recibirán esta prestación, si bien, unos percibirán diez veces más utilidades que otros.
Reconoció que una de las industrias que peor año tuvo en cuestión de utilidades fue la mueblera, donde los propietarios tuvieron pocas ganancias porque enfrentan una fuerte competencia por parte de empresas chinas, viéndose reducidas sus exportaciones a los Estados Unidos.
Ramírez Pérez indicó que ante esta situación, estas fábricas están buscando nuevos horizontes para colocar su producción; una de las apuestas es voltear a Sudamérica, que tiene un crecimiento importante en la demanda de este tipo de artículos, específicamente Brasil y Perú, con lo cual mejorarían sus finanzas y estarían en posibilidades de ofrecer un mayor reparto de utilidades en próximos años.
Precisó que este año, en promedio, los trabajadores de la industria mueblera recibieron utilidades del orden de 2 mil 500 pesos, siendo las más bajas; en comparación, la industria automotriz fue el ramo con mejores prestaciones, pues éstas ascendieron hasta los 30 y 40 mil pesos.
Para finalizar, el secretario general de la CROM dijo que en el presente año prácticamente la totalidad de los obreros vieron incrementada esta prestación en comparación con años anteriores, sin embargo, las utilidades se siguen ubicando por debajo del monto idóneo, por ello en algunas empresas se entregaron bonos, para que con ese dinero se complementara el monto del reparto de utilidades.

¡Participa con tu opinión!