El presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, avaló la actuación ciudadana para la detención en flagrancia de delincuentes comunes que afectan comunidades y sectores citadinos, siempre y cuando sean puestos a disposición inmediata de la autoridad.

“Cuando la ciudadanía actúa y embiste contra el presunto delincuente no hay apego a la ley y entonces el afectado puede pasar a ser indiciado; en este año, dijo, ya suman cuatro los casos que están en esa condición, por actuar en contra de sus victimarios.

En entrevista, el magistrado Ponce Sánchez celebró que en solidaridad y mediante la organización, la sociedad esté coadyuvando a la detención de presuntos responsables de acciones ilícitas.

“Es un hecho que son los vecinos los primeros en darse cuenta cuando algo extraño sucede y si bien hay quienes de inmediato llaman a las autoridades, indudablemente la policía llega después del tiempo en que vecinos y conocidos pueden acercarse y colaborar en la detención en flagrancia de la persona que está cometiendo el hecho antisocial”.

Ponce Sánchez demandó que no haya desconfianza a las instituciones, sino conciencia de que no puede haber un policía cuidando a cada persona, pero sí una comunicación estrecha con la población para reaccionar apenas se necesite.

Por el contrario, invitó a mantener su confianza frente a las dependencias encargadas de la seguridad y dejar que hagan su trabajo, al que se puede colaborar con actuaciones directas que no sobrepasen el detenimiento de una persona y su entrega a la autoridad.

Consideró que los últimos acontecimientos registrados en Aguascalientes donde ciudadanos se organizan y acuerdan la detención de un delincuente, es prueba de que hay mayor conciencia frente a la necesidad y sobre todo que hay solidaridad para protegerse entre ellos.

Finalmente, señaló que tanto la Secretaría de Seguridad Pública Estatal como la Municipal deben fomentar con mayor intensidad la organización ciudadana, e invitarlos a que estén preparados ante una eventualidad de ese tipo.