“Los ciudadanos deben denunciar delitos, no es su función detener maleantes en flagrancia para entregarlos a la autoridad, y si se sigue alentando a la población para que se proceda en ese sentido, enfrentaremos pronto una situación fuera de control”, advirtió el presidente estatal del PRD, Emmanuel Sánchez Nájera.
Puntualizó que no hay experiencia que pueda probar que un sistema de autodefensa termine por beneficiar al ciudadano común y si bien en un primer instante sí arroja como respuesta momentánea la solución a una situación crítica, como la que puede estar pasando en Aguascalientes, no se puede perder de vista que no es la manera correcta de ejercer la seguridad pública en ningún lugar, agregó.
En entrevista, el dirigente partidista llamó a las autoridades a tomar en cuenta resultados anteriores en que la ciudadanía detuvo a alguien y terminó por lincharlo, además de casos lamentables donde incluso se les quitó la vida; “así no se soluciona la inseguridad”, insistió.
En ese sentido, Sánchez Nájera indicó que independientemente de que delinca o no, el ciudadano tiene derechos y si ha sido detenido en la comisión de un delito, no por eso se le puede hacer un juicio sumario, lincharlo y luego ya torturado entregarlo a las autoridades.
Consideró que la población tiene la responsabilidad de vigilarse, reportar quizá a través de una línea directa de seguridad lo que ve, lo que pasa o padece y exigir la respuesta inmediata de la autoridad, pero no tomar en sus manos la justicia porque eso es un riesgo alto.
“Si todo mundo accede a ello, se va a perder el control y al rato no vamos a saber realmente qué pudo haber hecho o no el detenido, pues se argumentarían supuestos ilícitos para afectarlo y puede caerse en una situación de ‘cacería de brujas’”.
Si se está buscando que haya coordinación entre las policías y la ciudadanía, consideró que debe hacerse, pero no desde el punto de vista que se le otorgue a la ciudadanía la responsabilidad de detenerlos para que se los entregue a la autoridad; el riesgo es alto.
Finalmente, advirtió que la coordinación entre policías y ciudadanos coadyuva a hacer más efectiva la prevención, la procuración e incuso la impartición de justicia, pero de eso a decirles a los ciudadanos “te encargo que si ves a alguien, lo agarras y me lo entregas”, la diferencia es enorme y no es procedente.

¡Participa con tu opinión!