Las condiciones en que se desarrolla la vida estudiantil tienen que ser de lo más favorable posible, para que el crecimiento personal, tanto en lo físico como en lo intelectual, permita forjar la identidad que le habrá de acompañar a lo largo de su vida, por lo tanto es ineludible vigilar que esto se suceda, como una facultad y un derecho que le asiste a los jóvenes.

Cuando lo anterior no se da vienen las consecuencias que no sólo les afectan a ellos, sino a su entorno familiar y social, por lo que se debe estar en alerta permanente para descubrir aquello que le sea dañino o pueda serlo y de inmediato trabajar para atajarlo.

El señalamiento que hizo el presidente del Consejo Interuniversitario contra las Adicciones, Juan Camilo Meza Jaramillo, de que en prácticamente todas las universidades públicas y privadas se consumen drogas, es un llamado a tiempo.

Habrá quien afirme que no le atañe la advertencia, porque en la institución que dirige o estudia no se registra esta situación, sin embargo es preferible hacer un análisis de lo que sucede en su medio para escudriñar cómo se desenvuelve la conducta de los alumnos, dentro y fuera del plantel.

Según Meza Jaramillo, lo que más consumen los universitarios es marihuana, seguido de cocaína y las ‘tachas’, no obstante en primer orden están las bebidas alcohólicas, sólo que al ser un estimulante permitido no se le toma en cuenta en ese nivel, lo cual se aprecia en toda su magnitud los fines de semana en antros y bares.

Encontró que los culpables de que se registre esta contrariedad son los padres de familia, “quienes tienen una ignorancia en el tema y buscan que las instituciones educativas les resuelvan el problema”.

Si la drogadicción va en aumento “es derivado de una falta de orientación que tienen los jóvenes por parte de sus padres, al no existir una adecuada comunicación”, sostuvo, aunque es esencial citar que es una responsabilidad compartida con los catedráticos, que pueden detectar curvas en el desempeño de los alumnos, falta a clases o una mínima participación en los trabajos de equipo. Diversas vías revelan cuando un joven está desorientado y es el momento de ayudarle a que reencuentre el camino.

Las investigaciones exhiben que siete de cada 10 jóvenes en Aguascalientes han probado drogas, inducidos por los amigos o compañeros y se presenta habitualmente en todos los estratos educativos y niveles socioeconómicos, por lo que es conveniente que sea obligatorio el examen antidoping, que por ahora se aplica sólo en el Tecnológico de Monterrey y Universidad Cuauhtémoc, lo que para Juan Camilo Meza es posible si el Congreso del Estado lo legisla.

Es importante tener presente lo que mencionó el ex director de Salud Mental y Adicciones del ISSEA, Gerardo Macías López, durante la Octava Reunión Ordinaria del Comité Municipal de Salud en agosto de 2016, al indicar que existe  un incremento de la droga “cristal” entre los jóvenes, encontrándose que de 700 atendidos hasta ese momento, el 30% se refiere a esta sustancia calificada de alto impacto, que incluso ya rebasó el consumo de la marihuana.

El doctor Macías López sostuvo que el “cristal” es de alto impacto debido a que es un estimulante químico del sistema nervioso central que afecta demasiado a las neuronas y las daña en cuanto al conocimiento, el juicio y la memoria. La situación perjudica a niños, adolescentes y jóvenes, por lo que desde temprana edad es fundamental saber lo que hacen los hijos, con quién se juntan, dónde se reúnen y vigilar su comportamiento, si hay cambio de hábitos o desinterés en lo que antes era algo de su preferencia.

Son llamados que la sociedad en su conjunto y de manera particular cada familia, los papás y los profesores en todos los niveles, debe atender, ya que está de por medio la salud y el porvenir de la nueva generación.

ENCRUCIJADA

Los concesionarios del transporte urbano confían que a más tardar en diciembre próximo se autorice el aumento a la tarifa, aunque podría ser antes si el gobernador del estado lo meditó durante la gira asiática que tiene lugar.

Por el momento se conformarían con que el incremento sea de 1.50 para que la “pasada” llegue a 9 pesos y en espera que después de julio alcance los 12 pesos, para ello tienen estudios sobre inversión, costos y rentabilidad para demostrar que trabajan “al filo de la navaja”.

Por su parte, el gobierno reconoce que las condiciones en que operan los camioneros no son las óptimas, pero se resiste a acceder a la demanda, porque hacerlo será afectar más a la clase trabajadora, amas de casa y estudiantes, pero también lo medita por cuestiones políticas ya que consentir un alza podría ser letal en el año político en marcha y que se refleje en las elecciones que tendrán lugar el uno de julio.

Tantas veces han prometido los dueños de las unidades que habrá una mejora en el servicio y no cumplen que, para la autoridades, resulta difícil encontrar un punto de coincidencia, en el que los usuarios acepten la adición al costo a cambio de que esta vez sí tendrán un progreso en materia de nuevos vehículos, rutas y horarios, entre otros muchos requerimientos.

Cada día se suman las voces que rechazan esa posibilidad, coincidiendo que primero deben optimizar el servicio y después vendrá el aumento. El líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), J. Refugio Marín Ruiz, calificó de “imprudente e inoportuna” la solicitud de ATUSA, ya que de darse lesionaría la economía de casi 400 mil usuarios que por necesidad utilizan el transporte urbano todos los días.

Para el dirigente de la segunda central obrera más importante de la entidad, “Aguascalientes merece tener ya un transporte moderno, digno de las grandes ciudades e incluso se debería pensar en generar un transporte colectivo como el Metro”, a partir de un capital en el que participen autoridades y empresarios.

En tanto, el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Francisco Avelar González, particularizó que un aumento a la tarifa impactaría la economía de las familias y de los estudiantes, ya que al menos uno de cada 10 jóvenes utiliza este medio para sus traslados y un porcentaje elevado de trabajadores de la máxima casa de estudios también hace uso de los autobuses.

Antes de proceder debe haber un análisis claro, objetivo e imparcial, teniéndose como prioridad las necesidades de los usuarios, que en el caso de la UAA más de 13,000 miembros de la comunidad estudiantil, docente y administrativa utiliza los urbanos.

Es indudable que la autoridad tiene una auténtica “papa caliente”, que por sus características quisiera deshacerse sin tener que sufrir los embates de una u otra parte, pero cualquier decisión que adopte será como la del cohetero.

CONFIANZA ABSOLUTA

Basados en los resultados que registraron las elecciones de 2006 y 2012, cuando Andrés Manuel López Obrador fue candidato a la Presidencia de la República, miembros de Morena confían que 2018 será el año de su culminación y claro, que “arrastre” a los abanderados de Aguascalientes a diputados federales y senadores, y a diputados locales, lo que sería un distintivo en la historia política estatal, que en tan poco tiempo se impongan a los partidos tradicionales, aunque aquí lo importante va a ser a quienes seleccionen porque aun cuando el nombre del tabasqueño interesa a un número de ciudadanos, dependerá de los que escojan, teniendo presente que serán unos comicios muy competidos.