Un grupo de organizaciones, asociaciones y colectivos de la sociedad civil de la defensa de los derechos humanos, llevaron a cabo un acto simbólico para recordar a todas las mujeres víctimas de feminicidio en el país en la Plaza de la Patria y exigir justicia para cada una de ellas. Durante el acto, se recordó el asesinato más reciente del que fue víctima la niña San Juana de tan sólo 9 años de edad, ocurrido en Zacatecas, así como de Ana Lizbeth de Nuevo León y tantas más de quienes hicieron mención de sus nombres a fin de visibilizarlas.

En su discurso, Cecilia Arceo, vocera del evento, señaló que las mujeres de Aguascalientes piden vivir en México sin violencia e impunidad, al sentirse inseguras en un país que condiciona su posición en la sociedad desde el nacimiento. “Ningún mensaje carente de acción institucional integral será aceptado por sus familias ni por nosotras. Exigimos acciones de todas las instituciones, todas tienen que dar respuesta y garantizar la no repetición de más feminicidios. A nivel estatal, regional y nacional, la desaparición y asesinato de San Juana y de otras niñas en el país han impactado fuertemente, evidenciando la nula garantía de acceso a una vida libre de violencia”.