Un aparatoso incendio de pasto seco, fue el que se registró la tarde del domingo al sur de la ciudad y que consumió una vasta zona natural deshabitada, antes de ser controlado en su totalidad por Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Debido a que el fuego alcanzó un predio donde se almacenaban llantas, originó que el denso humo cubriera en su totalidad la carretera federal No. 45 Sur, a la altura del Ejido Montoro.
Lo anterior provocó que policías federales cerraran completamente la circulación vehicular, ante el riesgo de un accidente.
Cabe destacar que el incendio se originó en un enorme predio ubicado a la altura de Los Pavorreales y rápidamente comenzó a extenderse hasta llegar a la orilla de la carretera federal No. 45 Sur.
A fin de sofocar el siniestro, acudieron seis unidades de Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil, al mando del comandante José Franco Toscano.
El fuego consumió un total de 15 hectáreas de pasto seco, así como más de 50 llantas para camión. No se reportaron personas lesionadas o intoxicadas.