Casi ochocientos egresados de licenciatura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes que en su momento vivieron dificultades económicas para el pago de reinscripciones y colegiaturas, mantienen una deuda conjunta de más quince millones de pesos con la institución, por concepto de créditos educativos no saldados hace años.
Así lo informó el director general de Servicios Educativos, Raúl Franco Díaz de León, y destacó que desde sus inicios hace 45 años al día de hoy, la UAA no ha dejado fuera de las aulas a los alumnos por cuestión de dinero y cada año hay en promedio 500 estudiantes que por diferentes circunstancias batallan para regresar al nuevo semestre.
“A todos se les da oportunidad de continuar y mantener el lugar que se ganaron en sus respectivos procesos de admisión, por lo que es posible para los estudiantes activos, obtener becas, créditos y en su caso suscribir convenios de pago acorde a su realidad”, aseguró.
En entrevista, el funcionario universitario comentó respecto de los egresados, que la actual administración ya contactó a cerca de 300 que suscribieron convenios; algunos con deudas de 3 mil pesos, y otro caso con rezago de hasta 50 mil.
Reconoció que la institución tiene la opción y el derecho de emprender juicios para la recuperación del recurso, sin embargo, en este momento la cobranza avanza y la importancia de ello es que cada peso recuperado se suma al Fideicomiso de Becas.
Este fondo cuenta actualmente con 80 millones de pesos y lo que se recupere de cartera vencida, más aportaciones extraordinarias, lo fortalecerá y permitirá seguir apoyando a los jóvenes en vulnerabilidad económica.
Franco Díaz de León, subrayó que la angustia económica que atraviesan las familias no debe ser factor para que los estudiantes se rindan, sino que pueden acercarse a la UAA y encontrar la solución personalizada a su circunstancia.
Acordando un convenio, el alumno puede reinscribirse en el semestre “con la aportación al Fondo de Becas, es decir, con 49 pesos”, en el día adicional programado para este mes de septiembre para el caso de esos 500 alumnos que atraviesan dificultades en este momento.
Finalmente, el director de Servicios Educativos reiteró que de la UAA nadie debe irse por motivos de dinero y en ese sentido convocó a los egresados a que regresen, pacten y respondan al apoyo recibido, pues eso permitirá que, como ellos, muchos jóvenes sigan recibiendo respaldo para continuar estudios y cristalicen su proyecto académico y de vida en la UAA.