Al informar que el INEGI registró doscientos seis divorcios a causa de negativas a contribuir en el sostenimiento del hogar, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, aseveró que las parejas deben discutir antes de casarse si lo harán por el régimen de bienes mancomunados o separados, porque las finanzas son causas de muchos rompimientos de matrimonios.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2016, el 58.1% de la población de 15 y más años se encuentra unida en matrimonio o en pareja de forma libre, 31.4% es soltera y 10.5% es separada, divorciada o viuda.

Todos deben saber que un bien económico es aquel tanto material como inmaterial que posee valor económico y por ende, es susceptible de ser valorado en términos monetarios. Poseen también la utilidad de satisfacer, directa o indirectamente, una necesidad humana o social como son casas, departamentos o automóviles.

Agregó que contraer matrimonio es uno de los pasos más importantes en la vida adulta, pues es un compromiso que puede durar para siempre. “El matrimonio implica una serie de responsabilidades como pareja y uno de los temas más importantes antes de casarse es decidir sobre el régimen patrimonial, es decir, cómo quieren administrar, aportar y participar de los bienes que se adquieran durante el matrimonio”.

Desafortunadamente, añadió, esta cuestión sigue siendo una causa importante de divorcio, por lo que es recomendable tratarlo antes de contraer nupcias y sobre todo, conocer los regímenes que existen en el contrato matrimonial. Para que este paso no sea a ciegas y sí una decisión bien tomada, lo mejor es conocer en qué consisten los regímenes de sociedad conyugal -o también conocido como bienes mancomunados- y el de separación de bienes.

Villanueva Chávez indicó que los bienes mancomunados o sociedad conyugal es el régimen por el que todo bien que se adquiere después del día de matrimonio civil será propiedad de ambos esposos al 50%, sin contar aquellos que cada uno tenía antes de casarse. Si se adquieren deudas dentro el matrimonio éstas serán responsabilidad de ambos al 50%.

Sobre la separación de bienes, comentó que aquí todos los bienes que se compren después del día de matrimonio civil, serán propiedad de la persona que los adquiera y el cónyuge no participa. Los bienes obtenidos antes del matrimonio siguen siendo de la persona que los compró.

“Para conocer la situación patrimonial de las parejas se debe revisar el acta de matrimonio, a fin de tener claras las cláusulas que se pactaron con el cónyuge respecto a los bienes que tengan y adquieran”, puntualizó.