Héctor Gerardo Perez Martínez
Agencia Reforma

Monterrey, México.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) amplió del 30 de abril al 15 de mayo el plazo para presentar declaración de impuestos del 2017, debido al gran número de inconsistencias que se han encontrado en las declaraciones prellenadas en el sistema del propio fisco.
Inconsistencias que, de acuerdo con el SAT, se generaron por errores en las facturas por parte de los emisores y no por fallas en el sistema, pero que para especialistas de despachos contables y fiscales se trata de una mala instrumentación en el prellenado que «infla» las obligaciones de pago de impuestos por duplicidad en recibos de nómina y facturas que dejó de incluir en ese esquema de declaración.
Bernardo Elizondo Ríos, fiscalista y socio del Despacho Adame y Elizondo Abogados, expuso que como consecuencia de la duplicidad en recibos de nómina hubo trabajadores a los que les cargaron más ingresos de los que realmente tuvieron y, por lo tanto, mayores impuestos a cargo.
«(Además) Algunos tuvieron un menor saldo a favor o incluso pasaron a tener un saldo en contra porque el SAT no contempló en el prellenado facturas deducibles de impuestos como son gastos médicos, funerarios o intereses hipotecarios», agregó.
Pero para Adrián Guarneros, administrador general de Recaudación del SAT, el sistema de declaración prellenada ha funcionado correctamente y las inconsistencias tienen como origen errores de llenado por parte de los patrones, que son los emisores de las facturas correspondientes con pago de nómina.
Muchos de los errores en la información cargada en la plataforma del SAT para presentar la declaración por internet fueron detectados desde julio del año pasado, señaló, y desde entonces la autoridad hizo un llamado para trabajar con diversos empleadores con el fin de corregir los datos.
«Hay otros contribuyentes que no atendieron oportunamente a nuestro llamado, que atendieron tarde o que incluso no fue sino hasta que algún empleado se los reportó que tomaron en serio este llamado».
Raúl Montemayor Tijerina, Síndico del Contribuyente ante el SAT, señaló que hay trabajadores pensionados, cuyo monto está exento, también afectados.
«El Seguro Social les cargó doble pensión y también resultaron con un saldo de impuestos desfavorable por cantidades muy considerables».
Elizondo sostuvo que todas las inconsistencias son a favor del fisco y hubo casos de impuestos muy altos por venta de casa habitación y al reflejarla en la declaración les salía impuesto a cargo o cálculos erróneos que no reflejaban las cifras correctas porque había casos en que había pérdidas.
«Hubo un caso de enajenación de un inmueble con 200 mil pesos de impuestos a cargo y al revisar los contadores encontraron que tenía pérdida. Si no hubiera revisado el sistema le hubiera ‘clavado, 200 mil pesos».
Por ello consideró insuficiente el plazo de 15 días que otorgó el SAT para que los contribuyentes, con auxilio de un contador, puedan revisar el prellenado electrónico de la declaración que hizo la autoridad supuestamente para facilitarles el proceso.
«El plazo debería alargarse al menos un mes, pues es muy laboriosa la revisión que deberá hacerse.
«Es la única manera como los contribuyentes pueden evitar el pago excedente de impuestos que deriva de las inconsistencias del prellando de la declaración que les hizo el SAT».