Andrés Sánchez
Agencia Reforma

La Franja sigue invicta en el Estadio Cuauhtémoc y Chivas va en caída libre.
Anoche Puebla derrotó 2-0 a Guadalajara, que no perdía en territorio poblano desde el Apertura 2008, en el juego que abrió la Jornada 5.
El triunfo es oxígeno puro en la lucha por la permanencia para los de Enrique Meza, mientras que el Rebaño sigue en picada y suma su tercera derrota del torneo.
Un gol de vestidor de Omar Fernández y uno de Lucas Cavallini cuando expiraba la primera parte marcaron el destino del equipo de Matías Almeyda.
Al 2′, el balón le quedó a Fernández quien, luego de dos intentos de Acuña, remató de cabeza para mandar el balón al fondo de las redes.
Las Chivas intentaron responder con contraataques y poco a poco se hicieron con la posesión del balón, pero no lograron inquietar a Moisés Muñoz.
Al 39′, Eduardo López desbordó por la banda derecha y sacó un tiro centro que pasó desviado de la portería poblana.
Y cuando parecía que el partido se iba al descanso 1-0, apareció Alejandro Chumacero para sacar un potente disparo que se estrelló en el travesaño de Rodolfo Cota, el único atento a la jugada era Cavallini, quien tomó el rebote de cabeza para marcar el segundo.
En el complemento la tónica era la misma, los camoteros intentando aprovechar las desatenciones de Chivas para amarrar el resultado y el Rebaño buscando un gol que los regresara al juego. Chivas no ve la luz en el Clausura 2018, mientras que Puebla lleva un paso perfecto en casa.

¡Participa con tu opinión!