El Guadalajara montó un espectáculo en el Estadio Azteca e igualó 2-2 (6-4 global) ante América para concretar su pase a la Final de la Liga MX Femenil. Las Rojiblancas se aferraron al talento de Norma Palafox y a su arquera, Blanca Félix, para doblar al las de Coapa en el Clásico Nacional y de paso convertir la cancha del Coloso de Santa Úrsula en una sucursal propia gracias al apoyo de su afición.
América, que sólo falló una sola vez en casa durante la Fase Regular, abandonó los conceptos que le mantuvieron como líder la mayor parte del torneo y se dejó consumir por los nervios del partido.
Chivas también pasaba angustia ante las llegadas de las Águilas, pero siempre terminaba fuera de peligro gracias a Blanca Félix, quién además de soportar los ataques del rival, aguantaba los insultos de la barra americanista, que en cada oportunidad le entonaba: “Que la vengan a ver, que la vengan a ver…”.