El presidente del Comité Sistema Producto Chile, Carlos Narváez Ávila, informó a El Heraldo que este año se avanzó significativamente en la agricultura por contrato con empresas asiáticas, norteamericanas y mexicanas, que se tradujo en una superficie sembrada aproximada de 150 hectáreas, en variedades de chile jalapeño, thai y poblano.
Detalló que los empresarios asiáticos solicitaron un contrato para sembrar uno de los chiles poco conocidos en México, como lo es el thai, aunque en realidad esa variedad sí es autóctona de este país, pero no es comercial aquí y se le conoce como el chile mira parriba. Ya se dio la primera cosecha de esta variedad en una superficie de diez hectáreas y se vendió a 14 pesos cada kilogramo.
“Otra empresa fue Agroin, que captó varios productores de chile poblano y jalapeño. Este 2018 también hizo agricultura bajo contrato con la empresa La Costeña, con lo cual se observan mayores facilidades para avanzar en este sistema de producción”.
Sin embargo, el presidente del Comité Sistema Producto reconoció que los precios todavía son baratos, ya que por el chile jalapeño se pagan cinco pesos cuando en ocasiones puede valer 10 o 11 pesos el kilogramo, pero también puede estar a dos pesos. Aquellos productores de chile que no quieren arriesgarse mucho aceptan el concepto de agricultura por contrato, a través del cual se permite planear un poco la temporada de siembra y cosecha.
“Además, este año una empresa norteamericana llegó con un agricultor grande, quien a su vez hizo agricultura por contrato con otros cinco o seis productores de Aguascalientes para surtirle a esa compañía extranjera”, finalizó.