GUADALAJARA, Jalisco.- Pese a lo que digan las redes, y hasta sus fans, Vicente Fernández trabajó, escogió y autorizó la escultura en su honor, ubicada en Plaza de los Mariachis.
La efigie de «El Charro de Huentitán» ha sido víctima de memes y burlas en redes sociales por el poco parecido que según usuarios tiene con el artista, pero según el alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro, ésta se escogió, trabajó y autorizó por el mismo Fernández.
«El tema del parecido no, pues fue un tema que escogió, trabajó, y autorizó (.) está pendiente de la autorización del propio artista sí quiere que se modifique o no la cara», señaló del Toro.
El alcalde mostró el diseño original para esta obra, y comentó que Fernández afirma que la obra se parece a él cuándo realizó la película de «El Arracadas».
De acuerdo con el funcionario, se trabajó más con el aspecto del caballo y la condición charra, ya que lo importante era que tuviera este aspecto.
La obra está siendo intervenida para reparar y terminar detalles ya que se colocó de manera inconclusa y que -de acuerdo con el plan original- debe estar lista dentro de quince días.
«No se cambia la estatua, se va a terminar y si Vicente autoriza el cambio del rostro pues es un tema que depende de él», indicó.
(Estephany de la Cruz/Agencia Reforma)