Califica la Fundación Pinita como grave la situación del suicidio entre los jóvenes de Aguascalientes. Su presidente, Carlos Castañón Gaytán comentó que tras las pláticas que llevan a cabo con chicos de secundaria, preparatoria y universidad, un 8% de ellos tiene tendencias suicidas, señalando como una de las principales causas las redes sociales mal manejadas y una falta de comunicación con los padres.
El presidente de la Fundación Pinita resaltó la labor que como asociación llevan a cabo en contra del suicidio mediante pláticas y conferencias que realizan en secundarias, preparatorias y secundarias donde relata su testimonio a los jóvenes, de quienes dijo actualmente están muy dañados psicológicamente, pero más físicamente.
“Tristemente hay muchos jóvenes que se nos acercan y nos dicen que les digamos cuál es el método menos doloroso para suicidarse. Ahorita traen una moda de estarse cortando las piernas o los brazos y me gustaría mucho que las autoridades tomaran cartas en el asunto, que les dieran un tratamiento y un seguimiento y así poder aminorar lo que son los suicidios aquí en Aguascalientes”.
Carlos Castañón Gaytán reconoció que la problemática más fuerte actualmente está entre los jóvenes de secundaria y preparatoria quienes son presa fácil de la depresión al tener una pareja fallida, que los orilla inmediatamente a tomar tal decisión.
“Es que se enamoran a nivel secundaria y como nosotros le decimos, cortan y creen que el mundo y la vida ya se les terminó, y creo que hay que darles mucha orientación sobre su vida sentimental, sexual y de todo lo que lleva a un joven a perder los estribos”.
Castañón Gaytán culpó de esta situación sobre todo a las redes sociales y a los padres de familia, derivado de una falta de comunicación, orientación y atención hacia los hijos.
“Hace falta más comunicación de los padres hacia los hijos para poder llevar las redes sociales de la mejor manera, ya que las redes sociales como les decimos a los jóvenes, bien usadas edifican, pero mal usadas destruyen y atacan a las personas”.
El presidente de la Fundación Pinita comentó que a la fecha han atendido aproximadamente a dos mil jóvenes, sin embargo, estableció que sería mejor reforzar esta acción mediante un trabajo coordinado con las instituciones de Gobierno tanto estatales como municipales, y que ello permita que se vayan abriendo los corazones de los jóvenes y detectando a los susceptibles suicidas para ser atendidos y que lleven un seguimiento.

¡Participa con tu opinión!