Sergio Martín del Campo

Amigos aficionados al arte en el que se funden las baquetas, los ixtles y los metales, hoy se dará el mármol de clasificación para los escuadrones que pretendan participar en el Congreso y Campeonato Nacional Charro, que se vaciará en el Monumental Lienzo de Zacatecas, dama con piel de cantera y vientre de oro y plata, que demanda como mínimo 322.5 tantos.
La historia de la charrería organizada quedó sellada el año anterior, cuando la FMCH (Federación Mexicana de Charrería) decidió que para “mayor equidad” y “mejor balanza”, esta contienda, la más importante del calendario de justas oficiales, se desenvolviera sobre un par de asignaturas: “AAA” y “AA”; en la primera se matriculan asociaciones de alto rendimiento y en la segunda las de “rendimiento tradicional”.
En lo más alto y al centro de la placa, se leen los nombres de los nueve grupos que, en el Congreso de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, señorearon las primeras nueve casillas. Tres Potrillos, Jalisco, de tal virtud, está acrisolada en el pináculo como conjunto defensor del Campeonato con 345 bonos.
En la segunda hoja, la que contiene a los equipos “AA”, se observa a los “Quijotes” de Rancho Las Cuevas, Jalisco, como campeones por haber rubricado en la final 269 totales.
En este clasificado, únicamente se cuelga de la entidad de las aguas termales un equipo: Charros de Aguascalientes JG “B”, cuyo alcance competitivo llegó a 267, número que les dio la visa para afianzarse en el cuarto sitio del Congreso chiapaneco. Igualmente, durante el torneo estatal, los hidrocálidos se ciñeron la corona, sumando 296 en la primera fase y 306 en la segunda, arrojando un promedio de 301.
En la libreta de la FMCH, para este LXXIV Congreso y Campeonato Nacional, se anotarán 132 asociaciones que podrán ejercer el arte de charrear sobre el foro arenoso del inmueble con las rayas anteriores acotadas: 90 de “rendimiento tradicional” y 42 de “alto rendimiento”.
En este calendario 2018, el sistema de clasificación es de 34 asociaciones predeterminadas por la FMCH, 45 para campeones estatales y 54 que hayan logrado los más altos promedios en los enfrentamientos estatales.

Hacienda Triana, Zacatecas, monarca estatal 2018

Luis Miguel Esparza, empresario aguascalentense, se ha convertido en extraño mecenas de la charrería; al amparo de su pecunio y afición, se formaron dos asociaciones en las cuales incluyó a jóvenes valores de Aguascalientes: Hacienda Triana, Jalisco y Hacienda Triana, Zacatecas; la primera, a un año de haberse construido, logró el Campeonato Nacional, y la segunda recién estrena la corona del Campeonato Estatal zacatecano.
En este modo se desenvolvieron sus pupilos el anterior domingo en el lienzo de Guadalupe: Como obertura, Juan Carlos Castorena le cuajó a su cabalgadura una cala que cobró de 27 unidades; plantada su caballería en la mojonera de los cuatro metros, Lino Ruiz chorreó dos piales de 20 y 21; coleando, la tercia agregó a la tabla 69 totales, 26 de Juan Francisco Muñoz, 22 de Hugo Pérez y 21 de Álvaro Muñoz.
Cerrada la puerta grande, sobre el dorso de la bestia cornuda, apareció Ricardo Jiménez, quien al apearse había ya ganado otros 22 tantos; de ahí, se eslabonó la terna con un lazo cabecero de Lino Ruiz quien por ello, aportó 27 totales; y un pial de ruedo de Miguel Cabral a quien por su diligencia se le pagaron 26.
Luego de una modesta jineteada de yegua de 16 puntos, apareció en la arena Lino Ruiz para burilar dos manganas a pie, la primera de 23 y la segunda de 19, más dos de tiempo no utilizado. Para las manganas a caballo, se apersonó en el anillo Miguel Cabral, quien igualmente hizo ver dos de 49 totales, concluyendo la actuación con un paso de la muerte de 27 bonos y firmando la tabla de calificaciones con 348.

¡Participa con tu opinión!