“Chaco” Giménez no seguirá en Cruz Azul

Este lunes se dio la presentación del nuevo director técnico de Cruz Azul, Pedro Caixinha, que junto a Eduardo de la Torre salió a conferencia de prensa para dar detalles de su llegada y del futuro que le espera a los celestes de cara al Clausura 2018 después de que la Máquina se quedara en los cuartos de final del pasado torneo, siendo eliminado por América. Caixinha entre muchas otras cosas, habló sobre la continuidad de Christian “Chaco” Giménez, descartándolo del plantel celeste, dejando en claro que no cuenta más con el argentino naturalizado mexicano para seguir con su proyecto, se refirió a Giménez “como un ídolo del club y de los últimos años en el futbol mexicano”, sin embargo, reiteró su deseo de que el Chaco cambiará de aires para el próximo torneo.
El “Chaco” ha sido uno de los pocos elementos en los últimos años de Cruz Azul que siente la camiseta celeste, llegando a las lágrimas en las diversas finales que perdió con Cruz Azul, recordando aquella final de 2013 siendo el más desconsolado por perder la final ante el América, y en una foto imborrable calcaron al Piojo Herrera consolando a un Christian Giménez llorando como niño, destrozado por un fracaso más que se consumó en aquel año.
En las distintas campañas Giménez fue reconocido por la afición celeste como un ídolo por su pundonor y su entrega en el campo, además de la pasión con la que defendió los colores azules; su salida de la institución ha pegado en lo anímico para varios integrantes del club.
El argentino llegó a Cruz Azul en 2010 procedente del Pachuca, donde consiguió diversos títulos de Liga además de un campeonato de la Copa Sudamericana; a partir de ahí jugó 311 partidos consiguiendo 74 goles, sellando una carrera en la Máquina llena de entrega y pasión en donde el amor entre afición y jugador fue mutuo. Con la Máquina sólo logró ganar dos campeonatos, el primero en el 2013 cuando ganaron la ansiada Copa Mx, y un año después logró coronarse en la Concachampions para participar en el Mundial de Clubes, donde fueron goleados por el Real Madrid 4-0. También vivió el subcampeonato de Liga del 2013 y de la Concacaf en 2010, siendo uno de los líderes desde su llegada al club, donde se caracterizó especialmente por anotarle al odiado rival del Cruz Azul, América.
Al salir de la Noria, el mediocampista señaló su deseo por regresar a la Máquina en algún momento en busca de suerte como técnico, asegurando que no es un adiós sino un hasta pronto, una muestra más del gran amor del Chaco por Cruz Azul.

¡Participa con tu opinión!