Jessika Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El paro nacional de mujeres previsto para el próximo 9 de marzo podría generar el cierre de un número importante de sucursales bancarias, advirtió Manuel Romo, director general de Citibanamex.

«Va a haber afectación importante en el servicio no sólo de sucursales, sino también del call center. Es factible que un número importante de sucursales no abra», aseguró al referirse a las sucursales de Citibanamex.

Expuso que el banco está en pláticas con las autoridades financieras y con la Asociación de Bancos de México (ABM), ya que la afectación por la ausencia de empleadas mujeres de sucursales en el sistema bancario mexicano podría ser de 30 a 40 por ciento en el nivel habitual de operatividad.

«Están esperando un impacto importante y también se está hablando con las autoridades sobre cuáles sucursales abren y cuáles no.

«Arriba de 60 por ciento de las sucursales (menos de mil) de Citibanamex son administradas por mujeres. Tenemos muchos planes de contingencia para terremotos, ciberataques y caídas de luz, pero esto es nuevo porque es la primera vez que lo enfrentamos», concluyó Romo.

El día de ayer, BBVA emitió su postura en redes sociales y decidió «apoyar de forma contundente y sin fisuras la desición personal de cada una de nuestras colaboradoras de adherirse o no al paro del día 9 de marzo; estamos tomando medidas para que esa desición sea verdaderamente libre y respetada».

«Somos conscientes que muchas de ellas se sumarán a la iniciativa de #UnDíaSinNosotras y por eso pedimos comprensión a nuestros clientes por las afectaciones del servicio que puedan producirse, por que seguro… en BBVA nada funcioan sin ellas», concluyó el banco.