En los seis últimos meses, la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal ha aplicado la política de cero tolerancia con 220 propietarios de establecimientos y comerciantes que invadieron la vía pública para sus intereses particulares. Explicó que todavía existe un enorme reto, pues al menos el 10% de los 14 mil establecimientos registrados han tomado ilegalmente las banquetas y la calle para ofertar sus productos.
Jaime Gallo Camacho, titular de la Sedum, reconoció que durante mucho tiempo hubo impunidad al no aplicarse el Código Municipal. Ahora, dijo, se aplica enérgicamente la normatividad y se obliga a demoler infraestructura construida en vía pública sin permiso.
Por lo anterior, el funcionario hizo un llamado a la ciudadanía a denunciar casos de invasión y a quienes cometen esta falta, les llamó a retirar su mobiliario por voluntad, o de lo contrario se les requerirá por escrito y se les aplicarán las sanciones correspondientes.
El funcionario explicó que esta política de cero tolerancia empezó en la zona centro donde se quitaron módulos para colocar garrafones, entre otros muchos artículos, porque el compromiso de esta nueva administración capitalina es ofrecer una ciudad ordenada y eso comienza con que el espacio público sea confortable para el tránsito peatonal y vehicular para todos los usuarios de la capital de Aguascalientes.