Ana Silvia Lozano Galindo

El uso de teléfonos celulares y otros dispositivos móviles no sólo está incidiendo negativamente en la productividad, sino especialmente en la dinámica económica personal e incluso aspiracional de los trabajadores, señaló José de Jesús Martínez Marmolejo. El director del Centro Empresarial Textil y de la Confección (Cetec), comentó que se ha vuelto una problemática el uso de dispositivos móviles conectados a Internet, mismos que los trabajadores portan como una necesidad de comunicación con sus familias, especialmente con los hijos, o bien para estar disponible en caso de una emergencia.
No obstante, los celulares son una distracción para los trabajadores quienes incluso prefieren continuar con sus puestos en labores manuales, aunque perciban un salario menor, que ser promovidos a áreas automatizadas y con mayor responsabilidad y sueldo, porque ahí tienen menos oportunidad de atender llamadas y mensajes por vía celular.
En ese sentido, el empresario dijo que hay quienes dan señales de una alta dependencia a los dispositivos y se les tiene que llamar la atención o incluso retirárselos en un momento dado, a fin de que no se distraigan. Las distracciones, dijo, más allá de implicar una suspensión eventual en las labores, que de por sí es una irregularidad, pueden incluso generar algún error que derive en accidente y eso sí es grave para el trabajador y para la empresa.
Martínez Marmolejo comentó que el auge de la telefonía es tal que hay trabajadores que les invierten importantes sumas de dinero a modelos y marcas más vanguardistas y por supuesto que están intentando aprovecharlos en horas de trabajo. Finalmente, explicó que aunque los empresarios saben que los teléfonos celulares son una necesidad fundamental para los empleados, en ocasiones hay que tomar medidas adicionales para frenar el abuso.